Mediadores de parejas

Cuando una pareja decide solicitar los servicios de un experto mediador, es que los asuntos se han llevado a unos extremos intolerables, hasta el punto de que los problemas se han agravado tanto que es posible que nunca lleguen a solucionarse por completo. Pero el hecho de que se hayan planteado visitar a un mediador dice mucho en favor de la pareja, pues muestra que al menos uno de los dos tiene interés por arreglar las cosas y el otro al menos se plantea hacerlo.


Para evitar tener que llegar a esos extremos, es necesario que en el ámbito de la pareja se hagan determinadas cosas cuando se planteen problemas, como mantener una comunicación franca y sincera pero con el objetivo de edificar y de lograr un consenso, no tomándose los asuntos como una guerra que hay que ganar a toda costa sin importar las víctimas que se queden por el camino. También se hace necesario que ambos estén dispuestos a ceder en algún aspecto, e incluso a reconocer que puede ser posible que en algún momento estén equivocados y el otro tenga la razón, pues solo así se puede lograr que los problemas no lleguen a tener un grado de gravedad que los haga intolerables.

También es necesario no permitir que otro miembro de la familia se entrometa en la mediación de los problemas, pues con mucha frecuencia suele ocurrir que acaba por ponerse de parte de uno de los dos y lo único que se consigue es hacer que la brecha se haga más pronunciada y que las vías de la comunicación sean más difíciles.

 En el caso de que se tenga que llegar al punto del que hemos hablado al comienzo, es muy necesario que no se esconda nada, ya que como norma general son esos detalles los que suelen ser la raíz de los problemas.

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y como solucionar problemas de pareja




Comunicarse

Cuando una pareja tiene problemas, una de las cosas más importantes que hay que hacer para conseguir solucionarlos es identificar con claridad cuáles son los verdaderos motivos por los que estos conflictos se han generado, pues solo de esta manera se podrá afrontar el problema desde su raíz, y una vez solucionado no se volverá a repetir.

Este hecho es muy importante, ya que si los problemas no se resuelven de esta manera, o las verdaderas causas por las que estos surgen no se atajan convenientemente, solo es una cuestión de tiempo que estos vuelvan a aparecer y en ocasiones con mayor gravedad, ya que se irán acumulando otros asuntos que harán de los problemas un caso cada vez más difícil de arreglar, al ir acompañado de otros asuntos que se han ido uniendo a la causa principal y que necesitarán ser solucionados para poder atajar por fin el problema de mayor gravedad.


Para que las parejas puedan llegar a comprender cuál es el origen, se hace muy necesario que exista una comunicación franca en la que cada uno exprese sus verdaderos sentimientos. Pero es conveniente que se expresen de manera razonable, con el propósito de abordar el problema para solucionarlo en vez de utilizar las palabras para reprochar algo o hacer daño. Esto en lugar de comunicación se convertiría en un cúmulo de despropósitos que en lugar de ayudar a allanar el camino para lograr un consenso, solo pondrá más escollos que impedirán llegar a la vía de la solución, por lo que a la larga la convivencia se hará imposible y se terminará por la solución más drástica de todas: la ruptura.

Cuando dos personas tienen las cosas claras y mantienen una buena comunicación, es más probable que este extremo no se lleve a cabo, incluso los problemas parecerán de menor importancia.

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y el significado de los sueños
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...