DE AMANTES A AMIGOS ?



Terminar con alguien es triste y doloroso. Se ha invertido mucho tiempo y energía y cuando la relación acaba muchas veces no queremos dejarla ir por completo. Entonces es cuando surge la pregunta. ¿Podemos ser amigos después de haber sido amantes?

Como en todo lo que tiene que ver con el amor no existe una única respuesta. Pero si se está terminando con alguien y surge la pregunta, hay que considerar varias cosas antes de aceptar pasar de amantes a amigos.

¿Por qué ha terminado la relación? Esto por supuesto es determinante para saber si vale la pena seguir como amigos. ¿Hubo una infidelidad o engaño de parte de alguno?, ¿terminaron por acuerdo mutuo o fue uno de los dos quien decidió la ruptura?, ¿hay hijos de por medio?, ¿cuánto tiempo duró la relación?.

Es fundamental pensar en ti misma y observar tus propios sentimientos para saber si realmente es algo que te beneficiará personalmente. En muchos casos estas relaciones “amistosas” entre ex-amantes suelen acabar peor y ser más dolorosas que cuando terminó el propio noviazgo o matrimonio. A mi parecer, si no hay nada tan fuerte como los hijos en común que los sigan uniendo no hay nada tan sano como aprender a decir adiós para siempre.

Es muy normal que la persona que decidió terminar con la relación se sienta culpable y quiera intercambiar una cosa por la otra. “No quiero ser tu pareja, pero mejor somos amigos”. Inicialmente puede resultar como un paliativo para el dolor de la separación. Caer en esto no es más que sucumbir a una actitud pueril, sin importar en cuál de las dos posiciones estés. ¡Evítala!

Hay que diferenciar entre terminar bien y volver a ser amigos. No porque hayas dejado de amar a alguien o esa persona te haya dejado de amar a ti la tienes que odiar. Una cosa es poder encontrarse casualmente y actuar de forma civilizada, lo cual es muy sensato; la otra es ser amigos y seguir saliendo juntos, hablando por teléfono como si nada hubiera pasado. Esta segunda suele terminar mal. Sólo relaciones muy maduras logran soportar esta clase de estrés, sobre todo cuando alguno de los dos se involucra en otra relación sentimental.

Es importante que te preguntes si el ser amigos no te va a hacer más difícil seguir adelante con tu vida. Es duro terminar una relación, pero es más duro irla arrastrando de por vida. No hay nada como decir adiós y volver al mundo de la soltería con dignidad, eso seguramente te hará más fácil encontrar a alguien más.

Eugenia Correa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...