RELACIONES DESTRUCTIVAS



Qué es una relación destructiva?

La relación destructiva se caracteriza por la presencia constante de agresión emocional, psicológica y física que conlleva el menosprecio de la persona afectada.

El componente principal en la relación destructiva es la agresividad y esta queda evidente a través de:

Agresión Física:

· Empujones

· Forcejeos

· Apretones

· Golpizas brutales

· Supuestas caricias fuertes con mala intención (nalgadas por ejemplo)

Agresión Emocional:

· Insultos

· Infidelidad

· Burla

· Control físico

· Control económico

Agresión Psicológica:

· Descalificación de lo que hace la persona

· Crítica sobre su aspecto

· Critica sobre su familia

· Desprecio de sus actividades

· Malos comentarios ante otras personas

· Gestos y actitudes de descalificación.

Al ver que son tantos los factores que están presentes en las relaciones destructivas, podemos decir, que casi siempre se presentan una combinación de los mencionados o algunos otros factores que en este artículo no mencionamos. Pero siempre aparece la pregunta siguiente:

¿Por qué razones se permanece en una relación destructiva y se permite el maltrato?

Muchas personas permanecen en relaciones destructivas, ya que desde pequeños en las familias se ha visto repetidamente el abuso, y en virtud de que los hogares disfuncionales siempre presentan estos patrones y las personas que son educadas en estas familias, llegan a ver como “normal" o como parte de la vida el abuso. Quiere decir que ya están acostumbrados a este patrón y por lo tanto es un ejemplo para seguir en la vida o imitar aun de manera inconsciente.

Estas personas no han podido cubrir sus necesidades más básicas desde el punto de vista emocional puesto que sus padres, los seres que deberían darles protección, respeto y cariño han estado ausentes física o emocionalmente, y en muchas ocasiones incluso dando la violencia y mal trato.

Estos comportamientos son más agudos en las mujeres porque así es la enseñanza. A la mujer se le educa para hacerse responsables por sus relaciones de pareja, lo que significa en muchos casos aguantar lo que sea, hasta abusos físicos en lugar de liberarse de ese sentimiento de culpa y reconocer que no deben conformarse y aspirar a relaciones sanas y mejores, es la famosa metáfora de “cargar con la cruz de su parroquia”

Una razón más para estar en este tipo de relaciones, es porque hay personas con baja o ausencia de autoestima. Este tipo de personas consideran que no merecen la felicidad, ya que no tienen valor alguno para poder encontrar una persona que en realidad las valore y las quiera, ya que, ni siquiera ellas mismas se quieren y valoran y tienden a pensar que el valor como persona depende de la pareja o los hijos. Generalmente son personas que les aterra la soledad o el abandono, consideran que es necesario aguantar cualquier cosa para no terminar una relación, así sean engaños, infidelidades, maltratos, menos precios, etc.

Las relaciones destructivas generan patrones de dependencia muy parecidos a las adicciones y eso hace todavía más difícil el manejo de la salud física, emocional y psicológica de la pareja. Ya que a pesar de que la persona se da cuenta que está mal no logra dejar la relación y siempre encuentra una justificación, aunque sea absurda, para seguir en la relación o para quererla mantener.

En relaciones destructivas, el agresor tiene cambios de comportamiento. Es decir, hay momentos en que se arrepiente de sus acciones, ofrece disculpas y se muestra afectuoso, haciéndole creer a su pareja que todo puede cambiar. El sumiso de la relación o dependiente de la misma no ve o no quiere ver la realidad de la situación y se aferra a esos momentos de esperanzas del supuesto cambio y sigue aguantando abusos. La realidad es que la mayoría de las veces el agresor no cambia y continúa en este círculo agresivo.

El círculo de agresión sigue tiene una serie de fases. Es frecuente que el primer ataque aparezca como un hecho aislado. Pero, en muchos casos, se desarrolla el ciclo de la violencia descrito por Leonore Walker psicóloga norteamericana, la cual lo describió en tres fases:

1. Acumulación de tensión: enojo, discusiones, acusaciones, mal decir.

2. Explosión de la violencia: pegar, cachetear, patear, herir, abuso sexual, abuso verbal y puede llegar hasta el homicidio.

3. Período de calma: que también se le dice de luna de miel o de reconciliación, el agresor niega la violencia, pone pretextos, se disculpa o promete que no va a volver a suceder.

Lo más peligroso es que este ciclo se repite y con mayor intensidad cada vez.

En las relaciones donde hay constantes abusos e insultos se llega fácilmente a la violencia física y se pierde el respeto hacia la otra persona ya sea la pareja, hermano, el padre etc. la mayoría de ellos permanecen callados, no denuncian y lo más lamentable es que se convierten en adictos de este tipo de relaciones ya que van tomando como natural la violencia en su vida cotidiana y no logran ver el límite de cuando una relación deja de ser edificante y pasa a ser destructiva.

En estas relaciones se dan factores de forma inconsciente, ya que se tiene la fantasía de que vamos a hacer cambiar a la otra persona pues esta persona casi siempre representa una figura importante de nuestra niñez la cual nos dañó de alguna forma y como los seres humanos siempre buscamos el reconocimiento del otro, buscamos nuestra valía a través de nuestros padres o figuras de autoridad y queda instalada esta necesidad de reconocimiento y esta necesidad fácilmente se traslada a la pareja.

Es importante mencionar que estas relaciones se inician con una expectativa inconsciente, de tal forma en que casi sin darnos cuenta nos involucramos en relaciones que nos destruyen, relaciones donde hay humillaciones, rechazo, devaluaciones, manipulación, quizá violencia sexual (que nos obligan a tener sexo) y si nuestra autoestima no está fuerte y sana se puede llegar a la violencia verbal y física.

La mayoría de estas relaciones destructivas pueden empezar siendo muy seductoras, la pareja nos hace sentir personas seguras, protegidas y pasado el tiempo empieza a tornarse posesiva, controladoras, celosas y manipuladoras.

Casi siempre pensamos que es porque nos quieren mucho y que nosotros provocamos el enojo, empezamos a ceder ante los requerimientos de la pareja y ya cuando nos damos cuenta estamos en medio de un verdadero conflicto.

Si en este momento no nos detenemos y pedimos ayuda o nos negamos a recibirla pasamos a otra etapa donde se empieza a instalar la manipulación, la culpa, el miedo, entre otras emociones destructivas que van minando nuestra personalidad y se instala la personalidad del agresor que en apariencia se le puede llamar “el mas fuerte” y en realidad es “el mas débil” ya que solo una persona cobarde (lleno de miedo) se atreve a destruir.

Las personas atrapadas en relaciones destructivas tienen muchas posibilidades de liberarse del maltrato (maltratador) y comenzar nuevamente sus vidas en condiciones dignas y saludables (solas o con otras personas), con felicidad, tranquilidad y cariño, como todo ser humano lo desea.

Los pasos a seguir para liberarse son:

1. Reconocer que viven en una relación destructiva.

2. Habla con la familia o amigos de lo que esta pasando, para romper el anonimato de la violencia.

3. Reconocer que la culpa de lo que esta pasando es de los dos, y en mayor medida del violento, para hacer conciencia de que mereces vivir mejor.

4. Busca inmediatamente ayuda de un especialista, ya que es muy necesaria la ayuda y orientación.

El día de hoy puedes estar viviendo una relación de abuso, pero en el mañana puedes vivir bien. ¡NO ESPERES MAS!


Fuente: Texto original www.consultasexual.com.mx

CONSEJOS | CONFLICTOS DE PAREJA



Este es un artículo de mucho interés, que hemos conseguido en www.consultasexual.com.mx

Toda pareja esta expuesta a tener conflictos; las parejas tarde o temprano tendrán que afrontar problemas. De manera general los problemas fortalecerán o debilitarán a la pareja dependiendo de los resultados a que obtengan al enfrentar los problemas.

Uno de los factores mas importantes, pero que poco se habla por la pareja es que los conflictos también son útiles ya que permiten conocer los sentimientos y la satisfacción e insatisfacción de la relación; lo cual se traduce en que los conflictos a medida de que se enfrentan hacen que la pareja se consolide, se haga mas fuerte o se separe.

Debemos considera que es inevitable tener conflictos en las relaciones humanas y de pareja. Lo que debemos es desarrollar la capacidad y la conciencia de que los conflictos pueden ser enfrentados y solucionados con esfuerzo, lo cual conduce al crecimiento y madurez de las personas y la relación.

Solo que ahora al vivir en una cultura del deshecho, es fácil cambiar o sustituir casi todos los productos de las mas diversas índoles, y en mi opinión, es algo que esta agudizando las rápidas separaciones en las parejas. Tal parece que las parejas de antes solían durar más, claro que existían otro tipo de condiciones como son, el que las mujeres no trabajaban y por lo tanto no tenían independencia económica, la educación era mas restrictiva y la pareja se unía con la idea de que era para siempre, etc.

En este momento es importante definir los factores por los cuales se une una pareja.

Los factores que interviene para la integración de una pareja es la "atracción", la coincidencia, la "química", la intervención de "cupido", la "atracción magnética", el “karma de vidas pasadas”, el destino, etc.

En un principio, tenemos una postura flexible al elegir a la persona que podrá ser nuestra pareja. La mayoría de las veces, es la atracción personal la que influirá para formar una pareja. Algunas características de la atracción son:

La personalidad

Nivel socio-económico

Nivel cultural

Atributos físicos

Edad

Valores y filosofía ante la vida

Seguridad y apoyo

Expectativas concientes e inconscientes.

El problema es que no pensamos conscientemente en estos factores y mucho menos los hablamos. No decimos qué esto es lo que esperamos de nuestra pareja, solo damos por hecho de que así será; casi siempre queda solo en nuestra mente y pareciera que mágicamente así se dará. Lo cual desencadena muchos de los fracasos y separaciones de las parejas.

Si consideramos por un momento que elegimos una pareja, que en lo que cabe, es la apropiada, aún así hay un sinnúmero de situaciones que provocarán problemas, conflictos y malas relaciones.

Hay que tomar siempre en cuenta que todas las relaciones de pareja, ya sea por la convivencia, por la cercanía o por la razón que sea, siempre esta presente el que existan conflictos, aún en las relaciones donde predomina el amor.

Sabiendo que las cosas son así, se deben tomar algunas previsiones como son:


Ver, sentir y oír los conflictos como un aspecto normal en toda relación de pareja, lo cual no quiere decir que nos guste.

Los conflictos nos permite salvar las diferencias que tenemos.

Una vez resuelto el conflicto se produce crecimiento y madurez en la pareja y fortalecen la relación.

Enfocar los conflictos como medio de desahogo emocional si se trabajan constructivamente y sin culpar al otro.

Las fuentes mas comunes de conflictos en las parejas actualmente son:

Dinero

Crianza, educación y planificación de los hijos

Relaciones con las familias de origen de la pareja

Diferencias de valores

Diferencia de las expectativas sobre la relación

Diferencias en el placer sexual

Tareas del hogar

Estrés social, laboral y del hogar

Amistades

Mala comunicación entre la pareja y los miembros de la familia.

Desgraciadamente crecemos en un mundo que nos permite crear y creer en una expectativa poco realista de la relación con una pareja o con otras personas y muchos de estos mitos se resumen en:

El amor romántico siempre será el pilar principal de la relación.

El amor durará por siempre en todos los tiempos.

Mi pareja sabrá lo que yo quiero sin que se lo diga.

El amor es suficiente para una buena relación sexual.

Descubrirá lo que a mi me gusta en la relación sexual.

Al casarme o vivir con una pareja tendré a una persona con quien no voy a sufrir penas ni frustraciones.

Mi pareja me aliviará las penas pasadas.

Mi pareja siempre estará de mi parte y me defenderá a toda costa.

Siempre me será fiel

Soportará mi carácter y malos humores por que es mi pareja.

Seremos inseparables, siempre estaremos juntos y lo compartiremos todo.

Me hará la persona más feliz sobre la tierra.

CUIDADO, son la base de los malos entendidos de la relación de pareja y son por mucho, los causantes de la insatisfacción, frustración y debilitamiento y hasta perdida de la pareja.

Sin duda estos son factores que vamos armando de lo que oímos, vemos y sentimos desde muy pequeños en nuestra familia de origen y surge la pregunta ¿qué hacemos entonces? sobre todo si ya tengo una pareja y estoy viviendo los estragos de estos conflictos.

La incompatibilidad es común que surja cuando tomamos como pareja a una persona que conocemos superficialmente, esto es, que no nos permitimos ni el tiempo ni el espacio para conocer lo que mas adelante saltarán como verdaderos defectos de la persona ante nuestros ojos, y en el inicio de la relación solo nos aferramos a la parte atractiva o bonita de la relación. Esta es una etapa de poca reflexión que casi siempre se termina con los primeros conflictos, pero existen parejas en donde alguno de los miembros se aferra a solo ver lo “lindo de la otra persona”.


Si la incompatibilidad es en una área menos importante producirá menos insatisfacción y casi no afectará la relación, sobre todo si se encuentra una expresión al deseo que a su vez, sea aceptada por el otro miembro de la pareja.

Los especialista en la terapia de pareja coinciden en que se requieren varias habilidades para vivir en pareja y todos coinciden en tres:

1. Comunicación efectiva
2. Solución de conflictos
3. Negociación ante los conflictos
Es importante señalar el concepto de habilidades, ya que son factores que pueden ser aprendidos o perfeccionados puesto que no son características que tengan todas las personas. Otro aspecto importante es que estas habilidades se relacionan e impactan unas a otras.

Comunicación Efectiva
Es un estilo de relación, con una comunicación que se denomina Asertiva, el cual representa un equilibrio en la comunicación, a pesar de los roles de tipo pasivo, agresivo y pasivo-agresivo.

La comunicación asertiva requiere de componentes como son la expresión (positiva y/o negativa) directa, honesta y clara de los sentimientos, pensamientos, necesidades y opiniones, sin herir, humillar o faltar el respeto de manera intencional a la pareja. Es diferente de la llamada "franqueza agresiva".

Es importante:

Lo que se dice (verbal y no-verbalmente)

Cómo se dice

Donde se dice

Otros elementos son:

Escuchar

Dejar hablar

No-juzgar

Ser flexible

Ser razonable

Disposición para lograr acuerdos

Manejo del enojo (propio o de la pareja)

Tolerancia a la frustración

Manejo de las críticas

Reconocimiento de los errores.

Las habilidades expuestas ayudan a canalizar adecuadamente las emociones, evitando que la pareja llegue a una relación destructiva, donde se hagan daño consciente o inconscientemente, directa o indirectamente.

Solución de Conflictos
Los métodos mas usados y útiles son:

Aceptación madura que se tiene un conflicto o que "algo" no anda bien en la relación, para buscar las soluciones.

Iniciar un diálogo sobre el "asunto".

Cada uno de los miembros de la pareja por separado, previo a conversar, hacer una revisión de que es lo que a su juicio son los problemas.

Escoger el momento y lugar para el diálogo.

Negociación de Conflictos
Al no lograr la solución de los problemas es fácil llegar a la lucha por el poder entre la pareja; lo cual impide la solución de los problemas y para lo cual existen métodos de auxilio a la pareja, como son:

Adoptar la actitud de que los problemas tendrán alguna solución razonable.

Disposición para ceder.

Disposición para tomar acuerdos.

No tomar ventaja sobre el otro.

No intimidar, amenazar o castigar directa o indirectamente.

Ser claros de lo que se desea obtener y de lo que se esta dispuesto a dar.

Defender razonablemente los propios puntos de vista.

Evitar compromisos a escondidas.

Tratar de entender a la otra parte.

No ocultar resentimientos.


CAUSAS DE LOS PROBLEMAS DE PAREJA


Le mostramos algunas de las causas de los conflictos que producen el distanciamiento de la pareja :

DESCONFIANZA

La confianza es un pilar fundamental de la vida de la pareja. Si no hay confianza muchos problemas se harán irresolubles en la vida en común. Uno de los problemas más típicos de la falta de confianza con los celos. Pero no es el único. La desconfianza puede provocar actitudes humillantes para la pareja, además contribuye a fomentar una imagen negativa, la falta de autoestima, etc. La desconfianza debilita el apoyo, la comunicación y el compromiso otros dos pilares importantísimos para la larga vida de la pareja.

INFIDELIDAD

Hoy en día parece que la infidelidad es un valor a la baja. Sin embargo, también hoy en día se baten récords cada año en rupturas de parejas. Recientemente el INE recogía que las parejas (matrimonios) que habían roto (separación) tras su primer año habían crecido un 325% en sólo doce meses. Una cosa es que se adopten actitudes liberales y permisivas y otra muy distinta es que en la práctica se tolere y se conviva bien con la infidelidad. Si quiere destruir una pareja, sea infiel; o incluso basta con adoptar actitudes equívocas: excesiva amabilidad, confianza o confidencialidad con un tercero... Algunas parejas no reconocen que estas cosas les sientan mal, las acumulan y van generando desconfianza, negatividad, introversión, falta de comunicación... La pareja, en la practica, suele ser exigente y absorbente y no admitirlo puede llevar a la relación por unas vías llenas de turbulencias y de riesgos.

ABURRIMIENTO
Algunas parejas someten su relación a rutinas o cargas tan previsibles que llevan a un aburrimiento hasta que al final acaba pasando factura. El aburrimiento es subjetivo. Una pareja de enamorados se divierte con un parchís y una tortilla francesa y dos velas encima de la mesa. A otras les aburre un safari por África o una noche en París. El aburrimiento suele ser una consecuencia de otros problemas acumulados: falta de comunicación, falta de equidad en las cargas, inflexibilidad, amistades, gustos diferentes, sexo...


TRABAJO
Muchas parejas trabajan en sitios distintos. Más de ocho horas fuera de casa, cinco días a la semana. Todo un mundo de percepciones, estados de ánimo, tensiones, experiencias, relaciones con terceros... Muchos días ocurre que el semblante de la vuelta a casa es muy diferente del que había al despertarse al calor del hogar. Muchas horas, mucha vida sin compartir. Sólo la comunicación, la sinceridad, la confianza y la capacidad de apoyo no permitirán que la ausencia laboral se convierta en un problema.

Fuente : Euroresidentes

CRISIS EN LA PAREJA



Las parejas entran en crisis frecuentemente por una serie de problemas típicos que sobrevienen a la convivencia. La vida de pareja lleva consigo afrontar muchos temas: trabajo, relaciones con terceros, familia, altibajos, dinero, etc. etc. Muchas parejas afrontan y superan estos problemas, otras no. Aquí presentamos algunos de los problemas más frecuentes (aconsejamos también consultar nuestra página crisis de la pareja).

Problemas, problemas... soluciones, soluciones. Todas las parejas se enfrentan a problemas y casi todos los problemas tienen su solución. Lo importante es mantener la fe de que merece la pena encontrarla y luchar por ello. Es importante identificar y abordar los problemas correctamente y salir fortalecidos una vez que los hemos superado.

¿Que tan a menudo ves una pareja cuya relacion, despues de varios años juntos
(incluso relacion de pareja ya sea de novios o casados de reciente inicio), vibre de
vitalidad, en la cual sientes armonia y placer?


¿Una relacion de pareja con una verdadera comunicación, en la que sabes que
cada uno ha aceptado completamente a su compañero, en las que las diferencias
son vistas como retos para comprenderse mejor el uno al otro, confiando en que
todos los problemas de pareja se puedan resolver?


¿Casi nunca verdad?


¿Alguna vez has pensado que a pesar de tener una buena relacion de pareja y
de creer que tienes una adecuada comunicación, en ocasiones tu pareja no te
entiende, no reaccionas como tú esperabas que lo hiciera y todo resulta en una
en un inesperada e intempestiva pelea?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...