APRENDIENDO A AMAR



El amor. 
Dicen que el amor es como cuando compras un billete de lotería, no sabes si te sacas el premio mayor ó nada. Por supuesto que la suerte influye pero hay muchos factores que ayudan a que una relación se fortalezca y se conserve en el tiempo, con la misma ilusión que cuando empezó. Para que esto suceda es necesario alimentarla con mucho cuidado de no dañarla, alimentándola con comprensión, con fidelidad y con mucho sentimiento. Si sientes amor verdadero y eres correspondido, entonces todo es mas fácil , pero nunca hay que descuidarlo, nunca hay que dar por hecho que ya se tiene todo ganado. 

Hay pocas cosas en este mundo que sean tan complicadas como aquel ancestral sentimiento con el cual estamos todos familiarizados. Sin embargo uno debe preguntarse si acaso la suerte no juega un papel crucial en este sentimiento. ¿Será que si la chica o el chico de tus sueños no hubiesen estado en “ese” baile en aquel preciso instante se hubiesen enamorado? Quizás de haberse visto en otro sitio y bajo otras circunstancias dicha unión no habría florecido.
Es incuestionable que la suerte juega un papel de suma importancia en nuestras relaciones amorosas. ¿Pero que tal si esta suerte pudiese ser llamada? ¿Que tal si en lugar de quedarse sentados esperando que un día la chica o el chico de nuestros sueños aparezca tuviésemos la posibilidad de invocar dicha suerte? La posibilidad de tomar la iniciativa, tomar riendas de nuestra vida, de nuestra suerte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...